Atun a la Roteña
  • Atún Encebollado

  • Atún con Tomate

  • Atún a la Plancha

  • Atún al Ajillo

  • Atún en Escabeche


  • "Atún a la Roteña"


    Receta de Atún a la Roteña


    Una forma de preparar el atún muy conocida, esta receta de atún a la roteña podemos encontrarla sobre toda por la región andaluza que es de donde proviene.

    Ingredientes:

    - Atún fresco, alrededor de un kilo
    - Tomates maduros, tres medianos
    - Pimientos verdes, tres también
    - Diente de ajo
    - Vino amontillado, una copita
    - Coñac
    - Un limñon
    - Pimienta y sal


    Preparación:

    Antes de nada, para hacer esta deliciosa receta de atún a la roteña, hay que tener el atún bien lavado, cortarlo y guardar los filetes cortados para usarlos. Trocea los pimientos, el tomate (quitándole la piel), y la cebolla. A veces no es fácil pelar los tomates, la mejor manera de hacerlo es escaldarlos, esto consiste en meterlos en una olla con agua hirviendo durante unos 10-15 segundos, al sacarlos la piel se habrá ablandado y resultará mucho más fácil de quitar. Ahora usaremos un cazo, recomendamos que sea de barro, con un poco de aceite, y rehogarlo todo a fuego medio-lento.

    Pongamos las rodajas de atún en una fuente apta para el horno, los materiales más recomendables para utilizar en el horno son el acero inoxidable o el barro tradicional aunque también son muy frecuentes los de porcelana o vidrio. Los regamos con el sofrito que acabamos de hacer, y por encima le echamos la copita de vino y otra copita de coñac, para darle sabor.

    Metemos en el horno, precalentado previamente a 190 grados, y dejamos alrededor de veinte minutos. Hay que controlar que no se nos seque demasiado, si no hay que rectificar regándolo un poco con el jugo que hay en la misma fuente, si este jugo es escaso puedes regar con un poquito de agua caliente o templada para no cortar la temperatura de cocción del atún. Debes tener mucho cuidado a la hora de hacer esto para no quemarte con el horno. Nosotros acompañamos esta receta de atún a la roteña con una guarnición de patatas cocidas, o fritas si las prefieres, aunque tienen más calorías.