Bacalao al Pil Pil
  • Bacalao con Tomate

  • Bacalao al Horno

  • Bacalao Dorado

  • Bacalao a la Vizcaína

  • Bacalao al Pil Pil


  • "Bacalao al Pil Pil"


    Receta de Bacalao al Pil Pil





    El bacalao al pil pil es una de las recetas de bacalao más exquisitas que puedes preparar, y cuyo secreto está en la elaboración de su salsa tan característica. Aquí te mostramos la forma de elaborarla paso a paso.

    Ingredientes:

    - Bacalao, unos 200 gramos por persona
    - Varios dientes de ajo
    - Un par de guindillas
    - Aceite de oliva virgen extra


    Preparación:

    Esta receta es una de las más conocidas de la gastronomía vasca, dónde abundan todo tipo de recetas de pescado, entre los que destacan el bacalao, la merluza o el bonito. Sin duda el bacalao al pil pil es una de las más especiales porque con muy pocos ingredientes se consigue preparar un plato realmente exquisito, y cuyo secreto está en la elaboración de la salsa, para la que únicamente hay que tener un poco de paciencia para hacerla, porque en realidad es sencilla de preparar, aunque con la práctica cada vez la prepararás de forma más sencilla y te costará menos trabajo conseguir preparar la salsa.

    Esta receta se suele preparar con bacalao desalado, el cual hay que desalar completamente, un proceso que nos llevará al menos 24 horas, y consiste en dejar el bacalao metido en agua durante ese tiempo, y al que iremos cambiando la misma cada 6-8 horas. Otra opción es emplear el bacalao fresco, que es la opción que a nosotros más nos gusta, porque el bacalao fresco es un pescado con una textura muy fina y que resulta muy agradable de comer, además de la ventaja de poder comprarlo y cocinarlo directamente, sin tener que esperar a desalarlo. No obstante, puedes hacerlo con el que más te guste.

    Vamos a hacer esta vez la receta con dos buenas rodajas de bacalao fresco que hemos comprado en la pescadería, los cuales vamos a lavar bien con agua bajo el grifo y los dejamos escurrir bien. Si te decantas por el bacalao desalado, debes tenerlo ya listo en este momento. También puedes emplear filetes de bacalao, no hay problema. Además del pescado, vamos a necesitar varios dientes de ajo, que pelamos y laminamos bien, y un par de guindillas grandes, que trocearemos en dos o tres trozos cada una, según lo grandes que sean. Y con estos ingredientes y el aceite de oliva virgen, ya podemos ponernos a preparar este rico bacalao al pil pil.

    En una sartén de buen tamaño, dónde podamos cocinar todo el bacalao al mismo tiempo, echamos el aceite de oliva y la ponemos a calentar, a fuego medio, para echar en la misma los ajos laminados y las guindillas troceadas. Vamos a dejar que se frían levemente y cuando los ajos empiecen a oscurecerse, sin que lleguen a dorarse, apagamos el fuego y sacamos de la sartén tanto los ajos como las guindillas, y las reservamos en un plato o recipiente. Ahora tenemos que dejar que el aceite se enfríe un poco para poder cocinar el bacalao, ya que si lo echamos ahora se freiría y no es lo que buscamos.


    Una vez que el aceite se haya templado, colocamos la sartén con la misma a fuego suave, y echamos el bacalao para comenzar a cocinarlo lentamente, a confitarlo, como se conoce esta técnica. Habrá que dejar el bacalao unos 6 o 7 minutos por cada lado, aunque este tiempo depende del grosor de las rodajas o los filetes, pero no debe ser demasiado tiempo, ya que el bacalao debe quedar jugoso y no demasiado hecho. Y para hacer la salsa únicamente tenemos que mover la sartén suave y constantemente de forma circular, con lo que conseguiremos que el bacalao comience a desprender una especie de gelatina, que mezclada con el aceite de oliva y con los restos del ajo, forme esta salsa pil pil.

    Si el bacalao ya lo tenemos listo y aun la salsa no se ha ligado del todo, sacamos el bacalao y lo colocamos en unas cazuelas de barro, o en unos platos si no tienes este tipo de recipientes, y mantenemos la sartén a fuego muy suave y seguimos removiendo. La salsa pil pil debe quedar más bien espesa y de un color amarillento muy característico. Si no consigues que se forme, un truco es utilizar un colador de rejilla, meterlo en la salsa y con el mismo comenzar a batirla, haciendo círculos de forma constante, así conseguiremos hacer el pil pil más fácilmente y sin necesitar demasiado tiempo.

    Cuando tengamos la salsa pil pil bien elaborada, con una buena textura, la repartimos sobre las rodajas o filetes de bacalao, para que queden bien cubiertos con la misma, y por encima repartimos los ajos y las guindillas que habíamos reservado anteriormente, y así ya tenemos nuestras dos raciones de bacalao al pil pil listas para servir y comer, o bien si las vamos a servir más tarde, las calentamos en el microondas y servimos. Ya verás cómo te va a encantar esta receta tan rica y sabrosa.