Caballa en Adobo
  • Caballa al Horno

  • Caballa Confitada

  • Caballa a la Plancha

  • Caballa en Escabeche

  • Caballa en Adobo


  • "Caballa en Adobo"


    Receta de Caballa en Adobo







    Aquí tenemos una receta completa para preparar una riquísima caballa en adobo, una forma muy interesante de preparar este pescado azul con mucha tradición en el sur de nuestro país.

    Ingredientes:

    - 500 gramos de caballas frescas
    - 4 o 5 dientes de ajo
    - Un vaso o vaso de vinagre
    - Medio vaso de agua
    - Una cucharada de pimentón dulce
    - Una cucharada de comino
    - Media cucharada de orégano
    - Un par de hojas de laurel
    - Sal
    - Harina
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    A la hora de hacer esta receta de caballa en adobo es mejor comprar unas caballas frescas que sean de un buen tamaño, al menos de un tamaño mediano, o mejor grande, pero nunca deben ser pequeñas, ya que para prepararlas las vamos a trocearlas y para ello las pequeñas son las menos adecuadas. Las caballas podemos pedir al pescadero que nos las prepare para adobar, entonces nos las dará limpias, sin tripas, sin cabeza y troceadas para meterlas en adobo. Si lo prefieres puedes hacerlo tú en casa, incluso pedir que te las limpien y luego trocearlas a tu gusto.

    Antes de aliñar los trozos de caballa los vamos a lavar bajo el grifo, para dejarlos bien limpios de cualquier resto que pudieran tener tras limpiarlas y cortarlas. Después las vamos a dejar escurrir del todo, y mientras tanto empezamos a preparar el adobo para aliñarlas. Para hacerlo mezclamos el agua, el vinagre, un poco de sal, los ajos bien picados, el laurel, una cucharada de pimentón dulce, una cucharada de comino en grano y media cucharada de orégano, y mezclamos. Este adobo es un adobo más bien suave, si te gusta con más intensidad podrás hacerlo agregando más cantidad de especias y de vinagre en lugar del agua.

    Necesitamos un recipiente donde quepan todos los trozos de caballa, los cuales vamos a echar una vez se hayan escurrido bien. Vertemos encima de ellos el adobo que habíamos preparado, teniendo en cuenta que el mismo debe cubrir toda la caballa, y si no es así tendremos que preparar un poco más. Vamos a meter el recipiente cerrado en el frigorífico, y lo mantenemos ahí hasta el día siguiente, ya que para que la caballa tome el sabor del adobo debe estar sobre 24 horas. Si haces el adobo más intenso de sabor, puedes dejar las caballas algunas horas menos, ajústalo según tus gustos.













    Al día siguiente, antes de comenzar a freír la caballa en adobo, vamos a escurrir lo mejor posible la misma, y comenzamos a pasar los trozos por harina, para que queden bien enharinados por todos lados. Al mismo tiempo ponemos a calentar una sartén con aceite de oliva virgen, y cuando la misma esté bien caliente iremos friendo la caballa hasta que queden bien dorados. Cuando estén en su punto los vamos a poner a escurrir sobre papel absorbente y cuando los tengamos todos fritos vamos a servirlos antes que se enfríen, y a disfrutar de esta riquísima receta de caballa en adobo.