Dorada a la Sal
  • Dorada al Horno

  • Dorada a la Sal

  • Dorada a la Plancha

  • Dorada en Salsa

  • Dorada en Papillote


  • "Dorada a la Sal"


    Receta de Dorada a la Sal







    Si quieres aprender a cocinar una dorada a la sal, te mostramos la receta detallada paso a paso para que aprendas a cocinar la dorada de una forma fácil y con un resultado realmente sabroso.

    Ingredientes:

    - Una buena dorada
    - Sal gruesa, doble del peso de la dorada


    Preparación:

    Si nunca has probado una dorada a la sal, te vamos a ayudar a prepararla con esta receta, para que te animes a probarla, verás cómo te sorprenderá su estupendo resultado, sobre todo con una preparación tan sencilla. Esta forma de hornear la dorada se puede aplicar a la mayoría de los pescados blancos, por lo que si te gusta puedes animarte a probar otro tipo de pescado de la misma forma.

    Algo muy importante a la hora de hacer la dorada a la sal es preparar el pescado de forma correcta, ya que debemos dejarla sin escamas y sin tripas, pero debemos hacerlo sin abrir demasiado la dorada, ya que no queremos que le entre la sal al hornearla y quede demasiado salada como para no poder comerla después. Lo mejor en estos casos es pedir al pescadero la pieza de dorada preparada para hacerla a la sal, así te sacará las tripas con unas pequeñas incisiones y quedará perfecta. Al comenzar a hacer la receta vamos a lavar la dorada con agua bajo el grifo, y la dejamos escurrir del todo. Como el resto de la preparación no nos va a llevar mucho tiempo, encendemos el horno a 200ºC para que se vaya calentando.

    Cogemos una bandeja metálica apta para el horno, sobre la que haremos una amplia base con sal gruesa, sobre la que colocaremos la dorada encima. Emplearemos siempre sal gruesa, normal o un bolsa de sal especial para hornear, incluso podemos utilizar sal gruesa que viene con un toque de sabor y aroma, con lo que el pescado quedará más sabroso. Colocamos la dorada sobre la base de sal, apretando la misma para que quede bien encajada, y después cubrimos totalmente la misma con más sal. En general se suele emplear el doble de peso de sal que de la dorada. Una vez se haya cubierto la dorada totalmente con la sal, hay que prensarla con las manos lo mejor que podamos, para que quede muy bien compactada, para que no se abra durante el horneado.


    Cuando el horno alcance los 200ºC, metemos la dorada y dejamos hornear entre 45 y 50 minutos, tiempo que puede variar según el horno y el tamaño de la misma. La sal quedará bien dura formando una costra oscura pasado ese tiempo, así que sacamos del horno antes que se enfríe, y con mucho cuidado vamos a romper la capa de sal endurecida. La piel de la dorada se despegará al quitar la sal, es normal, ya que se habrá pegado totalmente a ella, así que al final nos quedará la dorada bien limpia sin piel, por lo que hay que tener cuidado que no le caigan trozos de sal, y si cae algo, lo quitamos rápidamente. Cuando la dejemos bien limpia, servimos antes que se enfríe para disfrutar de esta riquísima dorada a la sal, que verás que rica y jugosa habrá quedado.