Lubina a la Espalda

  • Lubina al Horno

  • Lubina a la Sal

  • Lubina a la Plancha

  • Lubina a la Espalda

  • Lubina al Limón


  • "Lubina a la Espalda"


    Receta de Lubina a la Espalda







    Si quieres preparar una receta de lubina que necesite demasiado tiempo de preparación, te proponemos esta rica receta para hacer una estupenda lubina a la espalda. Verás cómo te resulta sencilla de hacer y el resultado es muy bueno.

    Ingredientes:

    - Una buena lubina
    - Dos o tres dientes de ajos
    - Perejil fresco
    - 125 ml de vino blanco
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal


    Preparación:

    Otra de las formas más comunes de cocinar la lubina es la que te vamos a mostrar a continuación, una receta que seguro que te gustará aprender a cocinar. Para poder preparar esta receta de lubina a la espalda necesitamos una buena lubina por comensal. La lubina debe estar bien limpia, es decir, sin escamas, sin tripas y sin cabeza, y además abierta por la mitad, lo que podemos hacer nosotros mismos o pedirle al pescadero que nos la prepare, lo que hará sin problemas y de forma profesional. Si la llevamos a casa ya preparada solo tendremos que lavarla bien bajo el grifo, para dejarla bien limpia, y después la ponemos a escurrir mientras preparamos el resto de ingredientes.

    Cogemos una bandeja que sea apta para el horno, la engrasamos con un poco de aceite de oliva virgen, y sobre ella colocamos la lubina una vez esté bien escurrida. A continuación vamos a preparar un aliño para untar la lubina con el mismo, para darle buen sabor, el cual haremos pelando unos ajos y echándolos a una picadora o en un mortero, junto con un poco de sal gruesa, un poco de perejil fresco bien lavado y un buen chorreón de aceite de oliva virgen de buena calidad. Después picamos o machamos todos los ingredientes hasta formar una mezcla homogénea.

    Encendemos el horno para precalentarlo a 180ºC, y mientas esperamos que alcance esa temperatura vamos a untar el aliño que preparamos antes sobre la lubina, tanto por la parte que tiene piel como la parte interior, de forma que quede bien untada con el mismo por todos lados y tome bien el sabor. Incluso si tienes tiempo puedes dejar la lubina metida en un recipiente y cubierta con este aliño, así tomará mejor los sabores del mismo y quedará más sabrosa tras hornearla. Hazlo como prefieras y según el tiempo que tengas para ello, en ambos casos quedará rica.


    Cuando el horno haya alcanzado la temperatura marcada, vertemos el vino blanco en la bandeja y la metemos en el horno, para que se hornee la lubina unos 15 minutos más o menos, según el tamaño de la pieza. Durante ese tiempo el pescado irá tomando el sabor del vino blanco y del aliño, lo que hará que quede muy sabroso al acabar. Cuando veas que la lubina está bien hecha, no la dejas mucho más tiempo, ya que es mejor que quede un poco jugosa por dentro. En cuanto tengamos ya lista la lubina, la servimos siempre en caliente antes que se enfríe, para disfrutar así de esta estupenda receta de lubina a la espalda, que puedes acompañar con una ensalada o cualquier otra guarnición que te guste.