Merluza Rebozada

  • Merluza en Salsa Verde

  • Merluza al Horno

  • Merluza a la Vasca

  • Merluza Rellena

  • Merluza a la Gallega


  • "Merluza Rebozada"


    Receta de Merluza Rebozada





    Una de las formas más conocidas de preparar la merluza, y una de las que más gustan en general, es hacer la merluza rebozada, también conocida como merluza a la romana. Es sencilla de preparar, aquí tienes su receta paso a paso.

    Ingredientes:

    - Merluza fresca
    - Huevos
    - Harina de trigo
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal


    Preparación:

    Esta receta de merluza rebozada es una forma sencilla de preparar la merluza de forma muy interesante, ya que resulta rápida de prepararla y disfrutar de su estupendo sabor, y una forma de que los más pequeños de la casa coman este pescado tan saludable. Lo ideal para hacerla es emplear una merluza fresca, con la que podremos degustar todo su sabor, pero también puedes emplear merluza congelada si es la que tienes, que aunque tendrá menos sabor que la fresca, también da buen resultado y es muy cómoda de utilizar, porque además la compras ya limpia y sin espinas.

    Se puede hacer con cualquier parte de la merluza, cortada en rodajas, en filetes o con trozos de lomo, aunque os recomendamos utilizar lomos si van a comerla niños. Cuando vayas a comprarla a la pescadería, pide a tu pescadero que te la prepare y te la trocee como prefieras hacerla, ya te la dará sin cabeza, limpia de escamas y vísceras y cortada, así te evitas hacerlo en casa. Una vez tengamos la merluza troceada vamos a lavarla bajo el grifo y después la dejamos escurrir, para echarle sal por encima una vez que esté bien seca. La cantidad de merluza va a depender del número de comensales y de los trozos que quieras servir.

    Y vamos a comenzar a rebozar la merluza para freírla después. El rebozado consiste en pasar el alimento que vayamos hacer de esta forma primero por harina y después por huevo batido, para acabar friéndolo en abundante aceite bien caliente. Esta técnica de cocina se puede hacer con pescados, carnes e incluso verduras, y es una forma muy conocida de preparar todo tipo de alimentos. Antes de continuar, vamos a poner una sartén de tamaño adecuado y con abundante aceite de oliva virgen a calentar. Batimos uno o dos huevos en un bol, según la cantidad de merluza que vayamos a rebozar. Y en otro recipiente echamos harina, mejor si usamos harina especial de freír.


    Comenzamos a pasar los trozos de merluza por la harina, de forma que queden bien enharinados por todos lados, y a continuación, cuando el aceite esté ya bien caliente, lo pasamos por el huevo batido, que remoje bien, y lo echamos en la sartén. Así iremos repitiendo hasta tener varios trozos en la sartén, los cuales dejaremos freír bien hasta que queden doraditos. Mantén el fuego fuerte, pero no demasiado, ya que no queremos que la merluza se fría rápidamente por fuera y el pescado quede curdo por dentro. A medida que se vayan friendo los trozos de merluza, los vamos sacando y colocando en papel absorbente, para que el exceso de aceite se absorba. Y al acabar ya podemos servir esta rica merluza rebozada, que acompañada de una ensalada resulta un almuerzo o cena realmente riquísimo.