Rodaballo al Horno

  • Rodaballo al Horno

  • Rodaballo en Salsa

  • Rodaballo a la Plancha

  • Rodaballo a la Brasa

  • Rodaballo a la Gallega


  • "Rodaballo al Horno"


    Receta de Rodaballo al Horno





    El rodaballo al horno es una de las mejores formas de cocinar el rodaballo, un pescado muy apreciado en la cocina. Aquí te mostramos la receta detallada paso a paso para que puedas prepararla sin problemas.

    Ingredientes:

    - Un rodaballo de ración
    - Una patata grande
    - Una buena cebolla
    - 250 ml de caldo de pescado
    - 100 ml de vino blanco
    - Sal
    - Pimienta negra molida
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Siempre que se va a cocinar rodaballo hay decidir si emplear rodaballos de ración, los más pequeños y que suelen cocinarse enteros, o bien rodaballos más grandes, los cuales se tienen que preparar previamente para sacarle sus lomos. Los primeros suelen pesar entre medio kilo y algo más de un kilo, mientras que los segundos suelen pesar más de kilo y medio. Además la diferencia es que en los grandes los restos o despojos se aprovechan para hacer un rico fumet, ya que solo se cocinan los lomos, mientras que los de ración se hacen tal cual, quitándole las tripas únicamente.

    Según las personas que vayan a comer nuestra receta compraremos un tipo de rodaballo u otro, y decidiremos la cantidad de los mismos. La preparación de un rodaballo para sacarle los lomos no es una tarea sencilla, por lo que si nunca lo has hecho lo mejor es encargárselo a nuestro pescadero habitual, así podremos tener los lomos preparados para cocinarlos y por otro lado tendremos los restos, con los que podemos hacer un fumet estupendo, que podremos emplear en esta receta o en otra posteriormente, incluso podemos congelarlo sin problemas.

    En este caso vamos a emplear un rodaballo de ración para hacer la receta para un comensal o dos, según el tamaño del mismo. Ya lo traeremos limpio de la pescadería, sin las tripas, así que únicamente lo lavaremos con un poco de agua bajo el grifo para dejarlo después escurrir bien. Mientras tanto pelamos una patata y una cebolla de buen tamaño, que usaremos como guarnición de nuestro rodaballo. Después las cortamos en rodajas no muy gruesas, sobre medio centímetro más o menos, para que no queden duras tras el horneado. Al acabar encendemos el horno a 180ºC para que se vaya precalentando.


    A continuación engrasamos con un chorrito de aceite de oliva virgen la bandeja o fuente de horno en la que cocinaremos nuestros ingredientes, y hacemos una capa de patatas en su base, para después poner encima la cebolla en rodajas. Echamos sal por encima y un chorrito de aceite bien repartido. Vertemos después sobre la guarnición tanto el vino blanco como el caldo de pescado, comprado o casero, siendo esta segunda opción la mejor si empleas un rodaballo grande, ya que puedes hacerlo con sus despojos.

    Acabamos colocando el rodaballo encima, previamente salpimentado por ambas caras y colocando con la parte blanca hacia abajo y en cuanto el horno alcance Después volvemos a meter en el horno y hornearemos durante unos 25 o 30 minutos más o menos, el cual puede cambiar según nuestro horno y según el peso del rodaballo que estemos horneado. Lo mejor es dejar este pescado bien jugoso por dentro, porque no necesita demasiado tiempo para estar en su punto. Una vez lo tengamos bien hecho y las verduras estén tiernas, sacamos del horno y pasamos a servir en caliente este riquísimo rodaballo al horno.