Salmón Marinado
  • Salmón al Horno

  • Salmón Marinado

  • Salmón a la Plancha

  • Salmón en Papillote

  • Salmón con Salsa Tártara


  • "Salmón Marinado"


    Receta de Salmón Marinado





    El salmón marinado es una forma de preparar el salmón para emplearlo después en ensaladas o aperitivos, o como parte de otros platos más elaborados. A continuación te detallamos el proceso para que lo hagas en casa.

    Ingredientes:

    - Un par de trozos de salmón, unos 300 gramos
    - 175 gramos de azúcar
    - 175 gramos de sal gorda
    - Pimienta negra en grano
    - Eneldo


    Preparación:

    Para hacer el salmón marinado es interesante comprar un trozo de salmón más bien grueso, ya que una vez lo hayamos marinado se sirve cortado en lonchas muy finas, por lo que para poder cortarlas y que sean de buen tamaño nos interesa tenerlo en cuenta a la hora de comprar el trozo de salmón. El mismo pescadero te lo puede preparar para marinarlo, así te evitarás tener que trocearlo y limpiarlo en casa, coméntaselo y verás cómo te lo deja listo, sin escamas, ni espinas y cortado en buenos trozos. Nosotros vamos a emplear un par de trozos de lomo de salmón, de unos 300 gramos aproximadamente entre ambos.

    Cuando vayamos a marinarlo en casa, lo lavamos bajo el grifo con agua, para dejarlo bien limpio, y nos aseguramos que no queden espinas, ya que a la hora de lonchearlo nos pueden resultar molestas. Si comprobamos que tiene alguna espina la quitamos con una pinza de cocina por ejemplo. Y dejamos escurrir bien el salmón mientras preparamos el resto de ingredientes que vamos a necesitar para marinarlo. En un recipiente amplio vamos a mezclar la sal gorda y el azúcar, y añadimos una buena cantidad de granos de pimienta negra, hasta dejarlo todo bien mezclado.

    Cogemos una bandeja de tamaño adecuado para los trozos de salmón y echamos parte de la mezcla que hemos preparado, y sobre ella colocamos los mismos con la piel hacia abajo. Sobre la parte superior del salmón echamos el eneldo, que puede ser fresco si tenemos o bien seco, una cantidad al gusto, y después cubrimos el salmón con el resto de la mezcla de sal, azúcar y pimienta negra, de forma que quede totalmente cubierto. Cubrimos con papel film la bandeja por completo, para que el salmón quede bien cerrado, colocamos algo de peso encima, para que el salmón quede bien prensando, como pueden ser unos bricks de leche o cualquier otro líquido. Dejamos en la nevera entre 36 y 48 horas, según lo grueso que sean los trozos de salmón y lo bien marinado que nos guste.


    A la mitad de ese tiempo vamos a escurrir el líquido espeso que se habrá acumulado en la bandeja, y volvemos a cubrir bien los trozos de salmón, si es necesario utilizando una nueva mezcla de sal, azúcar y pimienta. Volvemos a colocar papel film cubriendo la bandeja y dejamos el tiempo restante para finalizar el marinado. Tras ese tiempo, sacamos el salmón, le quitamos toda la marinada, si hace falta lo lavamos bajo el grifo, lo secamos y ya podemos comerlo. Usaremos un cuchillo muy bien afilado para ir cortando unas lonchas bien finas, y el resto lo podemos conservar varios días dejándolo bien envasado. El salmón marinado lo podemos servir como aperitivo servidos sobre tostas de pan, sólo con un chorrito de aceite de oliva y pimienta molida, acompañando una ensalada… de cualquier forma veras que resulta muy rico y sabroso.