Sardinas a la Plancha

  • Sardinas al Horno

  • Sardinas Marinadas

  • Sardinas a la Plancha

  • Sardinas Fritas

  • Sardinas en Escabeche


  • "Sardinas a la Plancha"


    Receta de Sardinas a la Plancha





    Si te gustan las sardinas y no quieres invertir mucho tiempo en prepararlas, esta receta de sardinas a la plancha es una opción estupenda, ya que mantienen todo su sabor y se tarda poco tiempo en tenerlas listas.

    Ingredientes:

    - Sardinas grandes, según comensales
    - Varios dientes de ajo
    - Perejil fresco
    - Sal
    - Pimienta negra molida
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Esta receta de sardinas a la plancha es una forma ideal para comer este riquísimo pescado empleando una preparación sencilla y que a la vez es perfecta para todo tipo de dietas bajas en calorías, y es sobre todo una receta que merece la pena preparar en época de buenas sardinas, que mayo a agosto aproximadamente. Es un pescado que no resulta muy caro, es realmente sabroso y además muy nutritivo, aportando muchas propiedades a nuestro organismo, por lo que se recomienda consumirlo habitualmente, a menos que se tenga limitado el consumo de pescado azul en general.

    Compramos unas sardinas frescas que sean de un buen tamaño, evitando las que sean más bien pequeñas, que para esta preparación no son las más adecuadas. Ajusta la cantidad de pescado que necesites según tus comensales, lo que te hará necesitar más o menos cantidad del resto de ingredientes, que por otra parte no son demasiados. Lo primero será limpiar las sardinas para dejarlas listas, lo que hacemos quitándole las escamas, la cabeza y las tripas, y las pasamos por agua bajo el grifo para quitarles todos los restos que tuvieran. Una vez las tenemos limpias vamos a abrirlas, lo que haremos con cuidado usando un cuchillo que esté bien afilado, para dejarlas totalmente abiertas pero unidas por la cola, intentando que no se nos separen las mitades.

    Si quieres y tienes algo de práctica puedes quitarles también la espina central, así a la hora de comer será más cómodo, pero hazlo sólo si sabes hacerlo bien, y teniendo en cuenta que cuanto más grandes son las sardinas, más fácil será hacerlo. Al finalizar vamos a salpimentar bien las sardinas y vamos a picarles por encima una buena cantidad de dientes de ajo y perejil fresco previamente lavado, por la parte interior, y las dejamos en la nevera hasta la hora de cocinarlas, para que vayan tomando el saborcito de nuestro aliño y queden bien ricas una vez hechas a la plancha.


    A la hora de hacerlas vamos a emplear una plancha o sartén de buen tamaño, le echamos un chorrito de aceite de oliva virgen y vamos a cocinarlas bien por ambos lados, lo que no debe tomar más de dos o tres minutos por cada uno, dependiendo del grosor de las sardinas, hasta que queden doraditas pero sin llegar a hacerlas demasiado, ya que no queremos que nos queden muy secas. Y las podemos acompañar con una buena ensalada o aliño para hacer un almuerzo realmente rico y completo, que no nos llevará mucho tiempo en la cocina y que además es saludable y sabroso.