Sardinas Marinadas

  • Sardinas al Horno

  • Sardinas Marinadas

  • Sardinas a la Plancha

  • Sardinas Fritas

  • Sardinas en Escabeche


  • "Sardinas Marinadas"


    Receta de Sardinas Marinadas





    Preparar sardinas marinadas es una tarea muy sencilla y su sabor merece la pena. A continuación te explicamos la receta completa paso a paso.

    Ingredientes:

    - 4 sardinas frescas
    - 75 ml de vinagre
    - Un diente de ajo
    - Una cayena
    - Cilantro fresco
    - Una naranja
    - Un limón
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen

    Preparación:

    Siempre que vamos a preparar pescado para consumir crudo o poco cocinado, como es el caso de las sardinas marinadas, hay que tener en cuenta que al consumirlas así pueden provocar Anisakiasis. Esto es una parasitosis provocada por las larvas del Anisakis, que se encuentran en el aparato digestivo de algunos pescados, como la sardina. Para evitarlo hay que congelar el pescado al menos 24 a una temperatura de -20ºC o menor, así ya se puede consumir sin riesgo.

    Para hacer estas sardinas marinadas vamos a intentar emplear siempre unas sardinas no demasiado grandes, para que se puedan marinar bien y sean más agradables al comerlas. Le quitamos las escamas y después le cortamos la cabeza y le quitamos las vísceras. Con un cuchillo bien afilado vamos a abrirlas con cuidado de no romperlas, separando los dos filetes y quitando la espina central, dejándolas abiertas pero unidas por la cola, como cuando hacemos boquerones en vinagre. Al acabar las lavamos con abundante agua para dejarlas limpias de restos y las congelamos 24 horas al menos.

    Cuando las saquemos y descongelemos para prepararlas, entonces vamos a ponernos a hacer la marinada con la que cocinaremos las sardinas mediante una maceración en la misma, lo que haremos mezclando en un recipiente el vinagre, un diente de ajo muy picado, una cayena picada, una buena cantidad de cilantro fresco lavado y picado, un poco de sal y el zumo recién exprimido de una naranja y un limón. Mezclamos todo bien y colocamos las sardinas limpias y abiertas en un recipiente amplio, donde podamos dejarlas bien extendidas, y le echamos la marinada por encima. Cubrimos el recipiente y llevamos al frigorífico para dejarlas allí al menos 4 o 5 horas, para que tomen bien el sabor, teniendo en cuenta que las podemos dejar un poco más de tiempo, más sabor tomarán.


    Tras este tiempo escurrimos bien las sardinas y las dejamos limpias de los restos de la marinada que tuvieran adheridos, entonces las colocamos bien abiertas en una fuente o bandeja y le echamos aceite de oliva virgen hasta que queden cubiertas con el mismo. Las dejamos en la nevera hasta que vayamos a comerlas para que se enfríen y tomen el sabor del aceite de oliva, al menos unas horas. A la hora de servirlas podemos hacerlo tal cual están, o bien servilas como parte de algún aperitivo o canapé, y ya verás que ricas te quedan estas sardinas marinadas. Haz siempre la cantidad que vayas a necesitar, aunque puedes dejarlas un par de días o tres ya hechas en la nevera sin problemas.