Trucha a la Navarra

  • Trucha al Horno

  • Trucha con Jamón

  • Trucha a la Plancha

  • Trucha a la Navarra

  • Trucha en Salsa


  • "Trucha a la Navarra"


    Receta de Trucha a la Navarra





    Te detallamos como hacer esta tradicional de trucha a la navarra, una receta muy sabrosa y que no resulta demasiado difícil de preparar. Si te gusta la trucha, te encantará esta forma de prepararla.

    Ingredientes:

    - Una trucha de buen tamaño
    - Dos o tres lonchas de jamón
    - Un limón
    - Harina
    - Pimienta molida
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Una de las preparaciones más tradicionales y conocidas a la hora de utilizar la trucha en la cocina es hacerla de la forma que os vamos a detallar a continuación. Para hacer esta riquísima trucha a la navarra debemos comprar una trucha bien fresca y de buen tamaño, para poder rellenar bien. Debemos tener la trucha limpia de vísceras y abierta por la mitad, y según queramos podemos cocinarla sin cabeza y sin la espina central, siendo así la forma más cómoda de comerla, sin duda. Si no tienes practica limpiando la trucha o quieres ahorrarte ese tiempo, pídeselo al pescadero, que te la va a dar lista para hacerla, únicamente tendrás que lavarla bien con agua para dejarla bien limpia.

    Con la trucha ya bien limpia y seca, la salpimentamos por fuera y por dentro y después vamos a rellenarla con un buen jamón, con una o dos lonchas, según necesitemos en cada caso, de forma que cubra todo el interior y no sobresalga demasiado. Si hiciera falta se puede cerrar la trucha con unos palillos bien colocados, con cuidado de no pincharnos, por lo que se pueden cortar las puntas y dejar solo el trozo necesario para cerrar el pescado, teniendo mucho cuidado a la hora de servirla para quitarlos antes de nada y evitar posibles problemas con los mismos.

    A continuación pasamos la trucha por un recipiente con harina, mejor si es harina especial para freír, que es la más adecuada para freir cualquie tipo de pescado, que hará que quede bien crujiente al final. La vamos a dejar bien enharinada por todos lados, para que se fría de forma homogénea. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite de oliva virgen y cuando esté bien caliente vamos a freír la trucha por ambos lados, hasta que quede bien hecha y doradita por fuera. No es necesario echar demasiado aceite en la sartén, es suficiente con poder freírlas bien pero sin llegar a cubrirlas.


    Nos debe quedar una trucha con la piel dorada y más bien crujiente, pero con el interior más jugoso, evitando que se reseque al cocinarse de forma excesiva, ya que perdería su textura más bien blanda, y la dejamos escurrir sobre papel absorbente hasta que suelte todo el aceite sobrante. Cortamos un limón en varios gajos y pasamos a servir esta riquísima trucha a la navarra acompañada con unos gajos de limón, el cual se suele exprimir por encima para darle un toque extra de sabor al pescado. Y a disfrutar de esta tradicional receta tan sabrosa y sencilla de preparar, que esperamos que os guste y la repitáis en más ocasiones.